Han sido desde hace ya unas cuantas temporadas, los reyes del armario, los vestidos casuales hasta la rodilla seguirán deleitándote con nuevos acabados y pequeños grandes detalles que harán que continúen protagonizando muchos de tus momentos. Estas prendas entrarán impregnadas de algunas tendencias a las que sacarás muy buen partido.

Mangas abullonadas.

Ellas son las artífices por sí solas, de que las confecciones más simples, obtengan la máxima puntuación. Algo que hasta hace muy poco no apetecía demasiado, (las mangas infladas), hoy tienes prendas de exterior como chaquetas, abrigos o trench, que abogan porque estos detalles con volumen en tus brazos, tengan cabida con las prendas complementarias que necesitas para tu día a día. Las puedes escoger más hinchadas sólo en la zona de los hombros o que sea más gradual en tu brazo. Encontrarás modelos que te gusten y favorezcan, las variables con este acabado son bastantes y todas muy interesantes.

Mezclas asimétricas estampadas.

Lo que habitualmente conocíamos como la técnica patchwork, hoy se utiliza para trabajar una dualidad óptica con tus dos mitades corporales. Piensa en vestidos casuales hasta la rodilla con la parte izquierda con un color o estampado y la derecha con otro. Aunque pueda parecer un efecto saturado, nada más lejos de la realidad. Si te paras a recordar algún que otro diseño que hayas visto, seguro que tu sensación se relaja y deja de incomodarte. No sólo se consigue que el estilismo sea tremendamente original, aún siendo un patronaje sencillo, sino que precisamente por el efecto óptico que provocan estás mezclas, trabajadas con la horizontalidad en las que se confeccionan, tienen un efecto estilizado brutal. Si tienes la oportunidad, pruébate alguno con estas características y comprueba lo comentado.   

Estampados potentes.

Las flores grandes, colores intensos o dos de dos. Hace ya tiempo que la moda entra de lleno en las necesidades de armarios acostumbrados a las eternas preguntas incontestables, ¿qué me pongo hoy con el día que hace? La respuesta rápida es; lo que quieras y te apetezca. Y la larga es que, si tienes en cuenta que en un día puede llegar a haber hasta cinco estaciones, todo cobra sentido. Ya no es necesario pensar en ropa de primavera, verano, otoño o invierno. Por el contrario, las prendas de entretiempo son tus favoritas y por lo mismo, los colores intensos y los grandes estampados florales que antes estaban reservados para las épocas estivales, vienen a decorar también nuestras épocas invernales. Todo son ventajas, así que no pongas escusas cuando tengas la oportunidad de comprarte una prenda con estas características y pon luz y color también a los días grises.

Bordados.

Los verás en muchas prendas como los vestidos casuales hasta la rodilla y te encantará combinarlos con calzado clásico y muy especialmente con algún que otro inusual zapato que no habías tenido en cuenta. Sí, este magnifico clásico, como son los bordados, se prestan a mil y un movimientos de looks de lo más diferente, tan sólo cambiando lo que llevas en los pies. Es un acabado muy agradecido ya que se encuentra anclado en un estilo que determina fácilmente un final de imagen, sin que tengas mucho que hacer, hasta ahora. Recuerda que la mezcla de estilos a través de sencillos cambios es muy fácil de aplicar y un placer observar.


Fotos: Christopher Kane / Louis Vuitton / Versace


Camisetas Con Mensajes Positivos
Sus nuevas y ocurrentes narrativas van a hacer que te sientas llena de energía con sus palabras llenas de acierto y sororidad....
Tienda De Fulares
Cargadas de bonitos diseños y que seguirás vistiéndo a lo largo de varias temporadas....