Blusas largas que son tipo vestido o vestidos que también son blusas con un buen largo son dos partes de una misma prenda y sus propuestas en moda, pero no son las únicas.

Si eres de las que la versatilidad en las prendas es una exigencia que adoptas por norma general, es fácil que veas como ésta prenda se convierte temporada tras temporada en una pieza de gran utilidad, a la que se le puede elevar al nivel de perla de entre las tendencias.

Vamos a desgranar algunas de sus particularidades y ventajas a la hora de adaptarlas en tu armario.

Utilizada a modo de camisa con cualquier pantalón o falda no tiene freno. Piensa que son prendas que puedes llevar con un cinturón o desabrochar parte de sus botones de abajo y hacer un nudo o incluso un lazo y obtener una prenda más con la que llevar tus prendas inferiores. Además, si te las pones con un pantalón ancho también puedes prescindir de estos tips y utilizarla dando una imagen más ibicenca, por ejemplo, si la tela es fluida, puedes ponértelos con linos, u otro tipo de tejido que también lo sea. Por supuesto combinarla también con los pantalones pitillo es más que recomendable.

A modo de vestidos es la forma más fácil de llevártela puesta. Aquí los cinturones anchos, entre otros, pueden hacer que des una imagen muy actual y chic. En estos momentos este tipo de cinturones son una gran tendencia y es una forma de reinventarse muy cómodamente.

A modo de camisa abierta o sobrecamisa es otra de las fórmulas magistrales que conocemos a la hora de contraatacar un outfit con las blusas largas que son tipo vestido. Aquí los límites con una nueva creación también son más altos de lo que pareciera y es que utilizarla tanto si la llevas totalmente abierta como si le haces un nudo en la parte de abajo, en el delantero, tendrás otra oportunidad más de jugar con la prenda. Y no te olvides de la posibilidad de llevarla abrochada sólo con los botones superiores y el resto desabrochados. No la infravalores.

A modo de camisa top tiene también una posibilidad tremendamente original. Piensa en una falda plisada, por ejemplo, a partir de aquí la blusa larga va a ir abrochada sólo hasta la cintura y le colocas un cinturón, si aprovechas para abrir la parte que resta del cinturón hacia abajo y que no está abrochada y la abres bastante, el efecto te quedará muy diferente a lo habitual y darás una imagen de movimiento y dinamismo muy interesante.

Con tus vaqueros favoritos y un chaleco, sumados a las blusas largas que son tipo vestido y añadiéndole un accesorio como un collar o colgante largo, tendrás otro de tus outfits favoritos, ya que con los jeans seguro que ya te los pondrías, pero si además le agregas otra de las tendencias que empezarás a ver en breve y te adelantas, por que seguro que después de leer esto, ya te has visto con el resultado, seguirás ganando con una prenda infinita en posibilidades y tan versátil, como original y amortizable. 


Vestidos Estampados Tallas Grandes
Buscando prendas bonitas y diferentes con estas características, y aunque no fue nada fácil, las encontré....
Pendientes De Colores Largos
Empieza a sacarle todo el partido que se merecen....