El otoño e invierno es el mejor momento para probar si los pañuelos grandes para el cuello, si son de seda, serán el descubrimiento que estabas esperando para abrigarte con estilo, sin pesadas cargas textiles y sin tener ni un ápice de frío. Una vez lo hayas probado, tendrás mucho más claro el tipo de complemento que llevarás no sólo más a menudo, sino que es probable que a partir de ese momento ya no quieras ninguna bufanda que no sea de seda, alrededor de tu garganta.

Seguro que sentirte cómoda, abrigada y con estilo, son algunas de las exigencias que buscas cuando te vas de compras a por un nuevo fular que te enamore. Elegir completar un look en el que las gabardinas, plumas, chaquetas o abrigos, sea una bufanda de seda natural que no sólo cubre todas y cada una de las exigencias, sino que aporta una chispa llena de luz y elegancia, sin dejar ni un solo hueco sin tapar, es toda una victoria.

Cubrir el cuello cuando hace frío es un automatismo al que nos hemos acostumbrado en cuanto lo sentimos necesario, y al contrario de lo que parecía, resulta que los pañuelos grandes para el cuello que sean de seda, son la solución perfecta, tanto si llevas el abrigo puesto, como si una vez llegado al sitio al que te dirigías, te quitas el abrigo y dejas que el foular forme parte acertada del look que habías seleccionado. No existe nada más cómodo y grato a la piel, además de conjuntar un estilismo con sobresaliente, sin apenas esfuerzo.

A partir de aquí y para todas, al beneficiarnos de la era de la información con la maravillosa facilidad a un clic, lo único que debes hacer es ponerte todos y cada uno de los fulares de seda que más te gusten y empezar a crear los acabados textiles que te cautiven. Dentro de las variables que más fuerza adquieren en épocas invernales, están los formatos enroscados en la garganta. Con dos o tres vueltas y un pequeño nudo que, si pruebas, puedes hacer con ese nudo una pequeña flor. Tienes la opción de llevarlo con un suéter o camiseta de manga larga y realizar una bonita lazada, más grande o pequeña, según te guste. Y no debes renunciar a probar ponértelo enroscándolo con un par de vueltas, lo dejas con más o menos holgura, en función de tu apetencia y empezar a entrecruzar las puntas entre las vueltas ya dadas sobre tu cuello. Lo único que debes tener en cuenta, es que cuando empieces a realizar esta especie de trenzado con sólo dos vueltas, es que cuando comiences a hacer ese efecto costura, una de las puntas la encajes hacia un sentido diferente que la otra punta. Imagina siempre un efecto trenzado y así no hay pérdida. Te aseguro que vas a descubrir una fórmula fantástica que usarás con tus pañuelos grandes para el cuello en muchas ocasiones. 

Para estas selecciones usamos los grandes y rectangulares que nos dan oportunidades infinitas y así siempre nos quedará el `as en la manga´, y doblarlo para convertirlo en un fular cuadrado con todo el adecuado volumen que mejor sienta en estas épocas de la temporada.


Tags: fulares
Pantalones De Pana Anchos Mujer
Algunas prendas harán que te encuentres con un armario preparado para los siguientes meses....