Si cada temporada de moda nos abren el apetito con la frescura que caracteriza las nuevas tendencias, los vestidos de otoño son los que más pasiones levantan y de los más aclamados y curioseados a través de todos los medios que tenemos a nuestro alcance. 

Entre las más ovacionados o los más vistos se encuentran algunas de las opciones que estoy segura, avivarán tus ganas de llevar puestas varias o una de ellas y lucir flamante en muchas ocasiones. Siempre conviene recordar que buscar moda que se adapte a nuestra manera de vivir, o lo que es lo mismo, encontrar en todas y cada una de las ropas que compramos, la versatilidad que las conviertan en todoterreno, sin renunciar al estilo que te gusta.

Dentro de las preferencias que despiertan las nuevas colecciones están aquellas en las que las tonalidades representadas son suaves y tranquilas. Una de las más aplaudidas es el blanco y negro. El tono negro fue, es y seguirá siendo un color fetiche, pase lo que pase, para una gran mayoría de mujeres. Aquí no existe impedimento alguno para incorporarlo a tu vestuario, estoy segura. 

El blanco ya es otra cuestión. La facilidad de llevarlo en las partes de arriba, no supone ningún reto. Seguro que estás ya muy acostumbrada a llevarlo puesto en camisas, camisetas o algún que otro top. Cuando se resiste un poco más o en su totalidad, es cuando hablamos de piezas completas, como los vestidos o con las faldas y pantalones. Las estaciones más otoñales se resisten un poco a esta entrada por la puerta grande. 

Una de las formas que facilita poder hacerse con ellos, es verlo puesto en otras personas o empezar a echar un vistazo a las tendencias en vestidos de otoño para empezar a levantar tu pasión por el blanco en las etapas de más frío. Te aseguro que muy pronto empezarás a verlo con agrado para el otoño – invierno.

El rosa es otro de los protagonismos escogidos para llevar nuestros vestiditos de temporada. Esta tonalidad tan agradable viene con varias gammas como fórmulas magistrales para dar una imagen personal tan grata como elegante y cercana. Sí, este es uno de los puntos fuertes del rosa, su capacidad para acercarte a cualquiera y que perciban en ti, una sensación muy agradable. Por algo lo asociaron a los bebes. Aquí también comentaré que los empolvados, juegan de maravilla y han sido muy usados en las pasarelas y muy vistos también en el street style.

Los amarillos en su versión más verdosa están llenos de inspiración en las pasarelas. Es un color llamativo, por lo que, si tienes algún inconveniente en un total look, puedes ponértelo combinado con marrones o verdes, por ejemplo.

Naranjas y tonos tierra es de los más agradecidos para esta época y no por ello menos atractivos. Inspírate para tus looks en conjuntos como el naranja y marrón. Ya sabes, el vestido puede ser liso o con estampaciones en las que predominen el naranja y lucirlo con una chaqueta o chaleco marrón o viceversa. 

Rojos en su versión más mandarina, rojo granate, verde militar, azul, magenta o turrón de melocotón, son parte de las principales propuestas en las nuevas tendencias en vestidos de otoño por los que te apasionarás y convertirás en favoritos.


Pendientes Con Forma De Hoja
Podrán convertirse en un recurso con gracia y frescura que, es posible no hubieras pensado. ...